Los petardos musicales de las Fallas

A Valencia se la conoce por ser la ciudad de la paella, las naranjas o la horchata. Pero si algo sobresale por encima de su gastronomía son sus fiestas. Las Fallas pueden gustar o no a sus lugareños y turistas pero es difícil que dejen indiferente a alguien.

Entre el 15 y el 19 de marzo la ciudad se convierte en un pueblo: los coches no pueden circular por el centro, las grandes avenidas se llenan de fallas, hay puestos de buñuelos y chocolate en cada esquina y sobre todo hay gente, mucha gente. Aunque se pueda creer que son fiestas contemporáneas tienen un origen muy antiguo.

Falla El Pilar © Ana Ferri Molina

Sus inicios no se saben con exactitud pero se dice que podrían tener hasta ocho siglos de historia. A mediados del siglo XVIII las Fallas ya estaban consolidadas como celebración. Su nacimiento viene de la tradición que tenían los carpinteros en la ciudad. Consistía en que en vísperas de la fiesta de su patrón San José quemaban frente a sus talleres y en la calle los trastos viejos e inservibles. Ésta es la razón de que el día de la Cremà, que es cuando arden los monumentos falleros y se terminan las fiestas, coincida con el día 19 de marzo.

Eso sí, fueron evolucionando y cargándose de sentido crítico e irónico que es posiblemente por lo que más se las conoce hoy en día, porque cada figura o ninot reivindica y transmite un mensaje, es decir, servían y sirven para denunciar escenas de hechos sociales censurables con, eso sí, sentido del humor.

Falla Convento Jerusalén © Ana Ferri Molina

Pero no siempre fue un festejo popular cuidado y bien visto porque en 1870 se persiguió duramente. Para protegerla, surgió en 1885 un movimiento en defensa de las tradiciones típicas y decidieron otorgar desde la revista “La Traca” de la época premios a los mejores monumentos falleros. Esto provocó la competición entre vecinos y dio lugar al nacimiento de la ‘Falla Artística’ que mantenía la crítica social pero añadía una preocupación por la estética del monumento.

No fue hasta 1901 cuando el Ayuntamiento de Valencia otorgó los primeros premios municipales a las mejores fallas. Se unió de esta manera, en este ámbito, el pueblo y el poder político facilitando la evolución rápida y sólida de esta fiesta popular.

Y para terminar os dejamos con la iniciativa que viene de la mano de la agencia de publicidad Publips para una conocida marca de cerveza española. Y es que con motivo de las fallas han realizado varios audiovisuales, uno de ellos con gente conocida del panorama valenciano, en el que explican por qué se queman las fallas, que es la pregunta del millón que se hacen tanto españoles de otras comunidades autónomas como extranjeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s