Marinaleda: una utopía hacia la paz

Imagen

Vista panorámica de Marinaleda © oloigiaolous.gr

Quizá sea un fruto exótico que resulta atractivo para  diferentes estilos de vida o un pueblo donde el tiempo se ha alejado de cualquier desarrollo, positivo o negativo. Puede ser tambien una simple ” vuelta a la naturaleza “.

Cualquier esfuerzo para describir la diversidad de este pueblo, tanto en términos políticos como en términos económicos, va a ser difícil y controvertido. Marinaleda  se parece más a Aldea, el poblado galo donde vivía Asterix y Obelix. Un extraño pueblo, con sus propias reglas en medio del imperio del dinero para introducir la autogestión comunitaria y un alcalde fuera de lo común que está en  contra de las reglas de un sistema capitalista en crisis. ¡Bienvenidos a Tierra utopía!

Imagen

El símbolo del pueblo -Una utopía hacia la paz – © theclinic.cl

Marinaleda es una comunidad de 2.645 habitantes en Andalucía, donde no hay paro y la mayoría de los habitantes trabajan en una cooperativa agrícola (propiedad de los trabajadores) 35 horas a la semana con un sueldo aproximado de 1200 euros. Todos los trabajadores públicos cobran lo mismo. Desde el administrativo del Ayuntamiento hasta el que trabaja en el campo. Los cultivos (aceite de oliva, alcachofas , pimientos , etc. ) están empacados en una pequeña fábrica, llamada Humar Marinaleda, situada en el centro del pueblo. Allí trabajan en un ambiente muy relajado cerca de 60 mujeres y 4-5 hombres.

Aunque diste solo 110 km de Málaga, se trata de una localidad diferente del resto del mundo. Allí ni los sacerdotes ni la policía  son necesarios. La relación de los residentes con cualquier forma de autoridad, incluyendo la religiosa, es diferente de lo habitual. La vivienda, el trabajo, la cultura, la educación y la salud se consideran derechos. Por ejemplo una vivienda cuesta 400 días de trabajo, la renta de 15 euros al mes sirve para cubrir los materiales aportados inicialmente por la Junta.

Pero la verdad es que la situación sería muy distinta si Juan Manuel Sánchez Gordillo no fuera el alcalde desde 1979. Cuando fue elegido por primera vez era el alcalde más joven de España. En 1986, después de 12 años de lucha sobre todo por parte de las mujeres del pueblo, Marinaleda consiguió obtener 12,000 acres de tierra de un terrateniente y crear una cooperativa agrícola de la que vive hoy en día casi todo el pueblo.

Imagen

Juan Manuel Sánchez Gordillo – Alcalde de Marinaleda © lavanguardia.com

No obstante, este pueblo virtual ha sido cuestionado por muchos. Algunos de los economistas más famosos de España afirman que el alcalde está realizando un experimento con el dinero de las subvenciones del Estado y de la Unión Europea.

“Del Estado no recibimos más dinero que otras ciudades. La diferencia es que nosotros invertimos este dinero en las necesidades de las personas que viven aquí y no en el interés personal. No suspendemos el dinero que nos dan, sino que lo utilizamos  de otra manera. Trabajamos todos juntos en nuestra tierra y compartimos toda la riqueza de este lugar. Por eso todos tienen trabajo aquí y tenemos un alto nivel de vida”, menciona Gordillo.

En el caso de Marinaleda este “experimento” funcionó bien, porque al final la gente está feliz y satisfecha. ¿Pero cuántos de nosotros podríamos seguir este modelo de vida y dejar nuestras costumbres?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s