Antes del amanecer/atardecer/anochecer

Un tren, dos jóvenes, tres ciudades y una historia del amor en el tiempo. Así empieza la trilogía de las películas de Richard Linklater, Antes del amanecer, atardecer y anochecer.

Antes del amanecer © Filmoteca Lais

Junio de 1995. En el tren Budapest-París, dos viajeros de 23 años, sin pareja ni otra compañía, se conocieron. Él es un americano adorable llamado Jesse (Ethan Hawke) y ella una linda francesa cuyo nombre es Céline (Julie Delpy). Él se va a Viena, donde tiene que coger su vuelo para Estados Unidos, mientras que Céline va a su casa en París. Poco antes de llegar a la capital de Austria, empiezan a hablar en el restaurante del tren sobre muchas cosas. El tiempo pasa rápidamente y antes de que se den cuenta, el tren llega a la estación de Viena. Jesse no quería dejar la conversación a medias y por lo tanto invita a Celine a bajar con él. Ella, finalmente, acepta y empieza una noche diferente en la ciudad hasta la mañana siguiente. Pasan su tiempo paseando, yendo a los parques de atracciones y bares, jugando a los dardos y billar, conociendo al máximo la ciudad y discutiendo sobre todo.

En el hermoso paisaje urbano de Viena se desarrolla una historia romántica que dura catorce horas. Los protagonistas  hablan del amor, la religión, la poesía, el matrimonio, la muerte, el sexo, los psiquiatras, la danza, el feminismo y la vida, revelan innumerables verdades. Filosofías, opiniones extrañas y una vuelta a la ciudad, una mirada diferente de la música, la gente y los calles de Viena, que te hace querer conocerla mejor.

before_sunset_hawke_delpy

Antes del atardecer © Filmoteca Lais

Nueve años después de Antes del amanecer, Richard Linklater vuelve con los mismos actores en un breve pero revelador viaje a París, filmado en tiempo real. Un paseo por las calles empedradas, un café rápido, una vuelta por la librería más conocida de la ciudad y un corto viaje en barco por el Sena.

Antes del atardecer es una película sentimental desde una perspetiva realista, como dice el director. Un reencuentro apasionado entre dos personas prácticamente desconocidas que vivieron un romance de tan solo 14 horas. Su nuevo contacto rompe el flujo normal de la vida. Nunca los vemos en su vida cotidiana, aunque conocemos muchas cosas de ella gracias a sus conversaciones. Esta reconexión azarosa tras nueve años sin verse demuestra a Celine y Jesse, y también al espectador, que la pasión entre dos personas puede permanecer viva después de un largo silencio. A pesar de los cambios y nuevos acontecimientos, la comunicación puede ser tan eficaz e inmediata como antes. Un poco más cínicos que la primera vez, Jesse está inmerso en un matrimonio que ya no tiene nada que ofrecer y Celine, por su parte, es un poco más pesimista acerca de las relaciones humanas. Ambos hablan de política, medio ambiente, del trabajo, el amor y las relaciones entre los sexos.

Before-Midnight

Antes del anochecer © Filmoteca Lais

La cámara sigue la evolución de la relación de esta pareja y del poder que el tiempo ejerce en ella. A diferencia de las dos anteriores películas de la trilogía, donde aparece una posible relación y una gran historia de amor, en Antes de medianoche la pareja está casada, con dos hijas gemelas. Ellos viven de forma permanente en París, pero la historia se desarrolla en Grecia, más concretamente en la región de Mani, donde pasan sus días de vacaciones.

Al principio de la película, con un largo monoplano en un coche, aparece la relación de la pareja, la intimidad comprensible que se ha desarrollado entre su amor y sus problemas. Luego siguen varios planos del idílico campo griego, donde mantienen con algunos amigos locales, ricos diálogos cargados de significado y verdad sobre las relaciones de pareja. Con ellos hablan del amor, el primer aleteo, la evolución de las emociones. Además, el director juega mucho con los paisajes, el mar, la vida cotidiana y la cultura griega.

El tiempo entre las películas es fundamental para entender la trascendencia de la trilogía. Los dieciocho años que transcurren entre Antes del amanecer y Antes del anochecer son necesarios para que los personajes crezcan y se desarrollen en tiempo real. Es como si la cámara fuera testigo del primer encuentro y del nacimiento del amor y cada nueve años nos acercáramos para ver cómo les va, en que punto vital están y en qué estado se encuentra su relación. La creación de Linklater es una verdadera hazaña. Con poco dinero y solo dos actores principales, consiguió algo que parece muy difícil de conseguir para otros directores.

La “trilogía antes” es muchas cosas: un romance verdadero, un reencuentro a contrarreloj y una estancia de desencuentros y reflexión. Es dialogo, paseos y viajes. Es un tren, una librería y un hotel. Es Austria, Francia y Grecia. Es Julie Delpy, es Ethan Hawke y es Richard Linklater. Es filosofía, dialéctica y cine. Es amor, libertad y equilibrio. Es un amanecer, un atardecer y un anochecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s