300 km de costa

Los veranos no podrían concebirse sin el buen tiempo, la playa y las largas noches. Y hay lugares como Menorca que cumplen los requisitos para perderse en ella en la época estival.

También denominada Minorica por su tamaño inferior al de la isla de Mallorca. Fue declarada Reserva de la Biosfera en 1993 por la UNESCO.

Debido a su situación, la isla siempre ha sido un sitio de paso de muchas culturas al encontrarse en un lugar estratégico. De hecho, muchos dicen que es un museo al aire libre. Seguramente se deberá a la cantidad de restos megalíticos como navetas, talayotes y taulas, que se pueden encontrar en muchas localizaciones. Por ejemplo está la Naveta des Tudons, cerca de Ciutadella o Els Talaiots de Torralba entre Mahón y Alaior.

Y tras esta pequeña introducción, vamos a proponeros una ruta que podéis realizar este verano a lo largo de la isla.

Menorca

Menorca © Ana Ferri Molina

Recomendamos empezar por la ciudad de Mahón o Maó, situada al este del islote. De aquí destacamos su magnífica zona portuaria, repleta de restaurantes muy recomendables. Además, el paseo termina con tiendas donde se pueden encontrar productos fabricados en la isla. Entre ellos todos los de mimbre como los bolsos o los gorros, y por supuesto las famosas menorquinas. Es recomendable alquilar un coche, porque la isla tiene unos 50 km de largo y es fácil desplazarse por ella. Después de conocer esta ciudad, la idea es ir recorriendo el islote por las diferentes calas y playas que hay, que son realmente uno de los mayores atractivos.

Destacamos en el norte la Cala Pilar, donde se puede exfoliar la piel con barro rojo. También la playa de Caballería, más turística, y que se encuentra cerca del Cabo de Caballería o faro del Cap de Cavallería donde hay unas vistas impresionantes de Menorca y del mar. Y terminamos la zona con Binimel.la y Pregonda, sobre todo la última merece la pena visitarla.

Menorca

Menorca © Ana Ferri Molina

En el sur, empezamos con la Cala Biancolla y con S’Olla de Binisafua, donde es muy recomendable hacer snorkel. También Cala en Porters o Binigaus. Y no podemos terminar sin nombrar a las calas vírgenes: Mitjana y Mitjaneta, Macarella, Trebalúger y posiblemente una de las más conocidas, la Cala Turqueta.

Para los más aventureros, otra de las actividades para hacer en la isla es la de rutas de caballos por su famoso Camí de Cavalls, muy antiguo que permite ir de una cala a otra en algunos tramos. También están las excursiones en barco, kayaks o bicicletas. Para esto os recomendamos que entréis en la página web www.menorca.es y os informéis.

Ciutadella

Ciutadella © Ana Ferri Molina

A nivel turístico, hay mucho que ver. Por ejemplo, es imprescindible ir a Ciudadela o Ciutadella, muy bonita y con mucho ambiente en verano. También está el pueblo de Fornells, donde es muy típica su caldereta de langosta, un plato que hay que degustar. También el Monte Toro, que es la mayor montaña ubicada justo en el centro de la isla. Y por último L’Álbufera d’es Grau, una reserva a la que se recomienda ir un día que no haya excesiva humedad en el ambiente. En ella se pueden encontrar muchas especies protegidas, por ejemplo de aves.

Y terminamos con su gastronomía. Ya hemos hablado de su caldereta, pero sin duda existen productos que son la sobrasada o el queso, como por ejemplo el de Maó, de consumo obligatorio. Y como postre, os recomendamos que no os perdáis sus maravillosos dulces como la Coca bamba.

Sobrasada menorquina

Sobrasada menorquina © Ana Ferri Molina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s